6f8afa5e-0e9e-4e97-ab7c-539e632f96bf

Medicamentos genéricos: ¿No es lo mismo, pero es igual?

El alto precio de los medicamentos en Chile ha sido centro de discusión de la opinión pública y de los parlamentarios en el Congreso, donde se tramita actualmente la Ley de Fármacos II. Si el objetivo de esta ley es asegurar a la población el acceso  a medicamentos de calidad y disminuir el precio, se hace fundamental profundizar la discusión de las indicaciones propuestas,  incorporando aspectos técnicos, para lograr dimensionar las implicancias que tendrá, en la salud de las personas, la venta de medicamentos en supermercados, que no requieren receta médica, y  la compra de medicamentos genéricos a la industria farmacéutica india.

De acuerdo al estudio realizado  por la consultora IMS Health, los precios  de los medicamentos genéricos en Chile, son los más bajos de Latinoamérica, con un promedio de US$ 1,7 el envase. Sin embargo,  en el caso de los medicamentos innovadores, la situación es totalmente opuesta, ya que estos medicamentos se comercializan en promedio a US$ 28,5, siendo 38% más caros, en comparación con los países latinoamericanos. Con este análisis, parecería evidente, propiciar el uso de medicamentos genéricos, impulsar la prescripción obligatoria por su Denominación Común Internacional (DCI) y facilitar la importación de genéricos. No obstante, se hace relevante considerar aspectos técnicos vinculados a la fabricación de los medicamentos, no siempre incluidos en la discusión.

De los medicamentos utilizados en Chile, sólo el 20% corresponde a medicamentos innovadores u originales, el 80 % restante, englobados como medicamentos genéricos, corresponden a categorías  poco conocidas y comprendidas por la ciudadanía y peor aún, por los pacientes. En este punto, lo importante es destacar, que los medicamentos no innovadores, son equivalentes farmacéuticos, es decir,  cuentan con un mismo principio activo y dosis que el medicamento innovador, pero tan sólo el 27% de ellos, son equivalentes terapéuticos, es decir han demostrado calidad, eficacia e intercambiabilidad a través de estudios de bioequivalencia. Por lo tanto, en Chile tenemos dos tipos de medicamentos genéricos, los que son bioequivalentes e intercambiables y los que no lo son. En Europa y Estados Unidos, los genéricos por definición, son equivalentes terapéuticos de un medicamento innovador.

En conclusión, es relevante iniciar una estrategia educativa en torno al medicamento, enfatizando en  la importancia de saber distinguir los diferentes tipos de medicamentos existentes en el mercado, además de su uso seguro y responsable. Por otra parte, se debe promover la venta de productos genéricos, pero exigiendo los estudios de bioequivalencia tanto a los medicamentos de fabricación nacional como a los importados, porque aunque no son lo mismo, nos interesa que sean iguales en calidad y eficacia. Sólo así podremos garantizar que exista mayor competencia, menores precios y que las personas se vean verdaderamente beneficiadas.

Comments are closed.